Trio interracial con una camarera madurita

Nos montamos un trio interracial con la camarera del bar del polideportivo. La follamos con nuestras enormes trancas y terminamos cubriéndola de leche.

Habíamos terminado el entrenamiento cuando, le dije a mi amigo que se esperara, que dejase que se marchasen todos y que después iríamos a ver a Silvia. Silvia es la camarera del bar del polideportivo, una madurita muy cachonda que siempre está dispuesta a hacerte una mamada, y con la que aquella tarde nos íbamos a montar un trio interracial.

Como vio que mi amigo llegaba siendo casi la hora de cerrar, Silvia ya sabia lo que buscaba. Así que, se arrodillo delante de el y sacando su enorme polla negra empezó a tragársela hasta donde le fue posible. Yo me acerqué por detrás y viendo como hacia un esfuerzo inútil por conseguir tragarse aquel pollón empecé a masturbarme. Cuando mi polla estaba totalmente dura, se giró y estaba vez si que se pudo meter mi trozo de carne entero en la boca.

Mi amigo se sentó en la suelo para que ella se pudiese subir encima y meterse su pollón por el coño mientras seguía mamando mi polla, liberándola únicamente para respirar. Después me toco follármela a mi mientras volvía a tragarse aquel enorme sable de ébano. Mi polla no encontraba resistencia alguna, pues mi amigo ya se había encargado de abrirme el camino. Ella se mostraba impasible, su cara era inexpresiva, de ningún modo parecía que la estuviesen taladrando dos jóvenes atléticos con sus enormes pollas. Parecía querer más, pues no paró de masturbarse durante todo el polvo. Solo consintió soltar su primer gemidito cuando la puse a cuatro patas y la follé duro hasta correrme en su culito. Mi amigo, sin embargo, prefirió llenarle la boca con su abundante corrida.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!