Rubia haciéndole una mamada de escándalo al mecánico

Después de ayudarle a cambiar una rueda pinchada, se lo agradeció aquella joven rubia haciéndole una mamada y tragándose su abundante corrida.

Joseba había parado a ayudar a aquella chica. La pobre no tenia ni idea de cómo cambiar la rueda, y en aquella carretera tan poco transitada y sin cobertura no había muchas posibilidades de encontrar ayuda. Cuando ella se ofreció a compensarle de cualquier forma por la ayuda prestada, él se imagino aquella rubia haciéndole una mamada espectacular. Acto seguido, y con la rueda de repuesto colocada, la invitó a tomar algo a su casa.

Cuando llegaron, y después de enseñarle la casa ella insistió en agradecerle los servicios prestados. Y mientras estaban tumbado en la cama de él, poco a poco, fueron juntando sus labios, empezaron las caricias. Y sin saber como uno de los pechos de ella acabo en la boca de Joseba. La chica se dejaba hacer. Joseba la fue desnudando y cuando su coñito depilado quedó al descubierto él se pudo a lamerlo como si le fuese la vida en ello. Ella gemía como una loca mientras su cuerpo se contraía. Entonces, cuando recuperó el aliento, se situó entre las piernas de Joseba y se metió su enorme polla en la boca, comenzando una mamada que Joseba recordará toda la vida. Sus manos lo masturbaban mientras, dentro de su boca, su lengua recorría todo su glande, deteniéndose en el frenillo y rozándolo con los dientes. Esto, a Joseba le provoca tanto gusto que estuvo apunto de correrse. Pero no la quería dejar escapar sin habérsela follado.

Se la subió encima y mientras ella hacia intención de cabalgarlo el empezó a culear de forma frenética y le chupaba sus pezones. Cuando la corrida fue inminente, ella se volvió a arrodillar y recibió todo el lefazo en la boca.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!