Rondando a una compañera de clase

Aquí estoy, esperando en una esquina. Un año he tardado en reunir el valor para hacer lo que voy a a hacer ahora. Hace un año que conocí a Blanca, fue el primer día de universidad. No es que sea un bellezón, pero desde ese día he soñado noche tras noche con follármela. Apenas dos...

Aquí estoy, esperando en una esquina. Un año he tardado en reunir el valor para hacer lo que voy a a hacer ahora. Hace un año que conocí a Blanca, fue el primer día de universidad. No es que sea un bellezón, pero desde ese día he soñado noche tras noche con follármela.

Apenas dos semanas tardé en averiguar donde vivía, en un piso de estudiantes en el centro, con otras tres compañera. Desde entonces y desde bien temprano que hago guardia en la esquina de la manzana de edificios en la que vive, simplemente para verla pasar, ya sea de camino a la facultad o a realizar cualquier recado.

Esta mañana, por fin me he acercado a saludarla, pero ella ha reaccionado de una forma que no me lo esperaba. Con una sonrisa en los labios me ha dicho, que ya era hora, que llevaba meses esperando que la saludara y que si quería la podía acompañar a casa. Una vez allí y después de confesarnos mutuamente nuestro anhelos de los últimos meses, poquito a poco, he empezado a desnudarla. Primero esas tetitas, pequeñas pero turgentes. Luego ese coñito húmedo al que no he podido resistirme y he acabado lamiendo como si fuese un helado. Luego ha sido ella la que me ha comido la polla, y por fin, mi sueño se ha cumplido y me la he podido follar.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!