Pillo a mi hermana masturbándose y me la follo

Mi hermana estaba masturbándose en el sofá después de haber estado hablando con su novio y caigo en su trampa, ella me utiliza para quitarse el calentón.

La otra tarde cunado me levanté de la siesta, me encontré a mi hermana en el sofá del salón con las bragas bajas y masturbándose como una loca. Seguro que el impresentable de su novio le había estado diciendo guarradas por teléfono y se estaba quitando el calentón. Era la primera vez que veia a mi hermana dándose placer, pero como hay confianza entre nosotros, no corrió a cubrir su desnudez.

Me acerqué al sofá en el que se encontraba, no podía concentrarme en lo que me estaba diciendo, mi mirada permanecía fija en su coñito y me estaban entrando unas ganas locas de agacharme a lamerlo. Y así hice, ella entre risitas me dejó que le terminara de quitar las bragas y abrió bien las piernas mientras mi lengua saboreaba aquel coñito depilado. Ella gemía y se pellizcaba los pezones hasta que llegado el momento, me pidió que parase y que mejor nos desnudábamos los dos porque ella necesitaba que le diese polla. Y así fue como se puso a mamármela metiéndosela enterita en la boca.

Cuando ya la tenia bien ensalivadita ella sola se subió encima mío y poco a poco se la fue metiendo. Con un poco de esfuerzo me estuvo cabalgando un rato hasta que se la saco y volvió a chupármela. Esta alternancia me estaba volviendo loco y cuando volvió a subirse encima no tarde en ponerla a cuatro patas y tome yo las remiendas. Mientras me la follaba duro no paraba de gemir y sus manos no podían evitar acariciarse. Al final me terminé corriendo en su coñito como apoteosis final de aquel polvo que le había robado a mi cuñado.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!