Negociando el alquiler

Estaba buscando un piso en el centro de la ciudad. Tenía que ser moderno, bien iluminado y, a poder ser, con una buena terraza. Este piso cumplía casi todos los requisitos, solo faltaba que el casero bajara un poco el precio. Cuando quedamos para visitarlo, la hija del casero me dejo claro porque tenia un...

Estaba buscando un piso en el centro de la ciudad. Tenía que ser moderno, bien iluminado y, a poder ser, con una buena terraza. Este piso cumplía casi todos los requisitos, solo faltaba que el casero bajara un poco el precio. Cuando quedamos para visitarlo, la hija del casero me dejo claro porque tenia un precio tal alto. Se arrodilló delante de mi, me saco la polla y empezó a comérmela. Alucinado, me tumbó en el sofá y se subió encima de mí y empezó a cabalgarme. La puse a cuatro patas sobre la mesita de la tele y empecé a darle por detrás. Después de recorrer todos los muebles del salón, por fin, salimos a la terraza, desde donde se podía disfrutar de una vistas excelentes mientras me corría en su cara.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!