A mi novia le da vergüenza follar delante de la cámara

La verdad es que una vez superado el miedo escénico, ambos nos habíamos centrado en darnos placer y lo estábamos consiguiendo, no tardaríamos en corrernos.

Mi novia es un poco vergonzosa. En nuestro primer viaje juntos cuando le pedí que utilizásemos la cámara para grabar un video guarro en lugar de tanto monumento aburrido me dijo que estaba loco.

Después de perseguirla cámara en mano por toda la habitación del hotel, al final accedió. Muy cortada se fue quitando la ropa manteniendo una risa nerviosa en sus labios. Risa que se esfumó con su vergüenza cuando sin previo aviso le introduje uno de mis dedos por su coñito y me puse a masturbarla. Me pidió que mejor usara el vibrador que había en la maleta. Chica precavida, pensé. Y así fue como sus gemidos empezaron llenar el ambiente.

Su coñito chorreaba y la tensión había desaparecido de su cuerpo cuando se pudo de rodillas y se introdujo mi polla erecta en la boca. Me estaba excitando de ver a mi novia hacerme una mamada en primer plano a través del monitor de la videocámara. Siempre ha demostrado tener buenas tragaderas y se introdujo mi cipote, que no es pequeño, hasta el fondo de la garganta. Pero cuando casi consigue que me corra repentinamente fue al sacarse mi polla de la boca y mientras me seguía masturbando con una mano con su lengua se puso a comerme el ojete.

Ahora ella la que grababa en un plano picado, yo me encontraba en la cama sin fuerzas y temblando debido al placer que me estaba proporcionando mi chica con aquella mamada.

Así siguió hasta que decidí que aquello tenia que aumentar el ritmo y retomando el control la puse a cuatro patas y me la empecé a follar por detrás. Ella dejándose caer sobre su espalda rodó sin que mi polla saliera de su interior dejándome grabar ahora un plano de sus pecho rebotando en cada embestida. Aceleré un poco más y justo cuando me iba a correr le pedí que se arrodillara y le llené toda la cara con mi lefa como broche final a nuestro primer video porno. Antes de dejarla a ir a asearse, no me pude resistir a sacar un par de fotos con mi corrida en su carita.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!