Mi hermano me pilla follando con una amiga

El último día que quedé con mi amiga para hacer unos ejercicios de relajación no se lo que nos pasó, que de repente nos empezaba a molestar la ropa

Nos fuimos desnudando conforme íbamos completando los ejercicios, y llegado un punto, empecé a sentir una extraña atracción por mi amiga.
A mi amiga le debió de suceder algo parecido. Pues mientras le ayuda con alguno de las postura a las que no esta acostumbrada, no rechazaba el contacto directo de mis manos con sus pechos o su culito.

Primero mis manos se deslizaron por su coñito, que estaba bien húmedo. Ella dejaba escapar algún que otro suspiro. Pero cuando mi lengua entró en contacto directo con su cuerpo, se incorporó, y se lanzó a comerme la boca antes de hundir su cara en mi entrepierna.

Nuestros gemidos y gritos de placer debieron ser los que atrajeron la atención de mi hermano. Debía llevar un rato observándonos, pues cuando se decidió a unirse a nuestra particular orgia, debajo de los pantalones mostraba signos evidentes de excitación.

Mientras yo seguía acariciando a mi amiga, las manos de mi hermano se repartían entre mis tetitas y mi entrepierna. Cuando se desnudo, la primera en probar la polla de mi hermano fue mi amiga, pero lo que más morbo me dio es que fuera ella la que la introdujera en mi boca.

Mi queridísimo hermano mayor, el que siempre había cuidado de mi, ahora tenia su polla alojada en el fondo de mi garganta. Su lengua se trabajaba habilidosamente el coñito de mi amiga. Pero lo que estaba realmente deseando era que me follara, y no se hizo de rogar. Sobre el sofá que habíamos retirado para extender las esterillas nos estuvo follando un buen rato hasta que se corrió sobre mi culito y la boca de mi amiga. Pude probar el sabor de la lefa de mi hermano gracias a la generosidad de ella. Pues, una vez, él hubo acabado, nosotras seguíamos disfrutando de nuestro cuerpos.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!