Me follo el culo de una jovencita en la cocina

Voy a buscar unas cervezas para mis amigos a la nevera y me follo el culo de una jovencita que anda perdida por allí, para despues correrme en sus tetas

Cuando entré en al cocina del piso de estudiantes de mi amigo no me podía creer lo que vi. Una preciosa morena en tetas con una cara de viciosa impresionante. Había entrado a buscar un par de cervezas, pero en ese momento lo tuve claro, primero me follo el culo de esta jovencita y luego, si eso, ya les llevo las cervezas a mis amigos.

Su mirada lasciva se perdía en el vacío mientras yo me llevaba una de sus tetas a la boca. En cuanto vio que me había sacado la polla por la bragueta comprendió que quería se agachara para chupármela, y así lo hizo. Mi polla morcillona termino de crecer en su boquita.

Cuando ya la tenia bien ensalivada y antes de follármela, subí a la chica encima de la mesa de la cocina, y haciendo a un lado el tanguita mi lengua daba lametones fugaces a su coñito. Al empezar a gemir como una perra, sabia que había llegado el momento de apoyarla contra la mesa y meterle la polla con el chochito. Me la estaba follando duro cuando, para mi sorpresa, de su boca salieron cuatro palabras mágicas “métemela por el culo”. Y así lo hice, en cuestión e segundos mi polla gracias a sus saliva y a sus flujos estaba entrando y saliendo de su esfínter sin notar ningún resistencia. “Seguro que mi amigo ya ha probado este culito” pensé.

Cuando le saqué la polla para que me la volviera a mamar, enseguida dos de mis deditos ocuparon el hueco dejado para evitar que su culito se cerrara y perdiese al dilatación. Unas cuantas chupaditas más y de nuevo al culito. Así estuve un buen rato más a hasta que no te que me temblaban las piernas y mis testículos se contraían. Entonces la puse de nuevo de rodillas y le solté mi corrida en las preciosas tetitas.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!