Rubia grita cuando me la follo bien duro

Encuentro en un bar a una rubia insatisfecha que me va proporcionar una de mis mejores noches de sexo. Poco he tardado en darle a comer mi polla.

Esta tarde he conocido en el bar a esta pedazo de rubia. Después de invitarle a un par de cañas y, en evidente estado de embriaguez., he sonsacarle que su novio esta trabajando fuera de la ciudad, le he invitado a subir a mi casa a pasar un buen rato juntos. Por el camino me ha ido contando que su novio es un picha floja, que la mitad de veces que intentan follar no se le pone dura. Y que cunado lo consiguen se corre enseguida y se duerme.

Yo le he explicado que soy todo lo contrario, tengo una polla grande y bien dura, y me encanta hacer gritar de placer a las mujeres cuando me las follo. Ella me dijo que se humedecía le coño solo de imaginárselo y que estaba deseando llegar a mi casa para comprobarlo.

AL llegar a mi casa se ha empezado a quitar la ropita, dejando al aire ese parte tetazas. ¡Madre mía, como me lo voy a pasar!, he pensado. Poco he tardado en darle a comer mi polla, y ahí ha sido donde a empezado a gemir como una loca mientras se la metía hasta el fondo de la garganta. Menuda diferencia con la polla de mi novio, ha dicho. cuando se ha puesto a masturbarme con sus tetas, los gemidos se han tornado en gritos y eso que el que mas estaba disfrutando era yo. Los gritos han terminado en aullidos mientras alternaba mis dedos y mi lengua en su coñito. ¡Dios! Como me estaban poniendo lo gritos de aquella zorra rubia. Le he levantado la piernas y me la he follado bien duro en el sofá mientras ella pedía más y más. Casi me ahogo con una de sus tetas en la boca mientras ibamos aumentando el frenético ritmo. Y al final me he corrido mientras ella soltaba un ¡Toma cabrón! Imagino que refiriéndose a su novio.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!