Me sentó ralamente mal que cunado le dije a mi secretaria que no iba a dejar a mi mujer por ella, la muy puta se liase con el imbécil de mi hijo. Después de años dejándome que me comiera la polla era así como me lo agradecía. Así que tenia que dejarlo claro quien es el jefe y cual es la única polla que se puede llevar a la boca.

La otra mañana cuando vino a trabajar, mientras se ponía al día con el papeleo me acerqué por detrás con los pantalones bajados y la obligué a que se metiera mi pollón en la boca, estuve empujando con golpes de cadera hasta que noté que le entraban arcadas y sus labios chocaban con mis pelotas. Parecía que había entendido el mensaje.

246828
Corridas
Mamadas
Faciales

Videos relacionados: