Follando novia borracha despues de una noche de fiesta

No hay nada que me ponga más grabarme follando novia borracha, la tía va a su puta bola. Se pone a bailar con la mirada perdida, como poseida.

Cuando se sube a la cama, empieza a hace posturas de contorsionista de lo mas sensuales, pero sigue actuando como un autómata. Cuando me come la polla es como si yo no estuviera presente, me ignora y evita que nuestras miradas se crucen. Y cuando se la estoy metiendo, parece que lo esté haciendo con una muñeca hinchable, no seria la primera vez que se queda dormida mientras la estoy empalando. Sus tetas inertes, rebotando al compás de mis golpes de cadera mientras mira fijamente hacia un rincón indeterminado hace que se me acelere el pulso y acabe soltándole toda la lefada en la cara.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!