Me follo a mi hermanita

Desde que empecé mis estudios universitarios vivía sola en el piso de soltero de mi padre en la capital de la provincia. Este años muy a mi pesar, me ha tocado aceptar como compañera de piso a mi hermanita, que también empieza sus estudios superiores. Desde hace años que nuestra relación se limita a encuentros...

Desde que empecé mis estudios universitarios vivía sola en el piso de soltero de mi padre en la capital de la provincia. Este años muy a mi pesar, me ha tocado aceptar como compañera de piso a mi hermanita, que también empieza sus estudios superiores. Desde hace años que nuestra relación se limita a encuentros fugaces en las ocasiones en las que regreso a casa de mis padres, no solemos cruzar más de dos palabras.

Pero si lo que esperaba era mantener un relación fría con la nueva inquilina estaba totalmente equivocada. La primera noche, mientras me arreglaba para salir con mis compañeros, mi hermana entro en mi habitación solamente vestida con una blusa de lino. Me empujó sobre la cama, se subió encima de mi y empezó a comerme la boca. Pese a mi resistencia inicial, poco tarde en arrancarle la ropa y empezar a chupar esos pezoncitos que coronan sus pechos. Ella hizo lo propio, y cuando se aventuró a meterme dos dedos en mi vagina no pude reprimir un suspiro que liberó la tensión acumulada durante los meses de abstinencia desde que me dejo mi novio. Cuando se volteo y pasó su lengua por mi clítoris, no creía lo que estaba a punto de suceder, iba a probar el sabor de mi primer coño, y encima iba a ser el de mi hermana.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!