Desde que mis padres se divorciaron, a mi padre siempre le ha gustado ir con chicas a las que les dobla la edad. Esta tarde, la nueva novia de mi padre y yo hemos aprovechado el buen tiempo y que el estaba en un viaje de negocios, para relajarnos en las piscina y conocernos un poco mejor. Hay que reconocer que el viejo tiene buen gusto, la tía esta buena y además le va la juerga. No es la primera vez que me follo a una pajera de mi padre, pero en esta ocasión ha sido ella la que se la lanzado a por mi.

Estábamos compartiendo unos mojitos, cuando hemos empezado a salpicarnos con el hielo de nuestra bebida. Ella me ha vaciado el vaso encima, y cuando hemos empezado a forcejear nuestros labios se han juntado. Después del fugaz beso, y sin saber muy bien que hacer, ella me ha acariciado el pecho y ha venido en busca de un nuevo beso. Se ha subido encima de mi y ya no he podido resistirme. Mi polla no ha tardado en reaccionar, y en cuestión de segundos ya la tenia ella dentro de la boca. Recorría con su lengua desde la punta hasta mis suaves cojones, consiguiendo que me estremeciera. Pero si me follo a la novia de mi padre, me gusta llevar yo la voz cantante. La he puesto a cuatro patas y la he calentado como una perra restregándole mi polla bien dura por su culito. Luego entre gemidos se la he metido en su húmedo coñito, poco a poco, hasta que ha estado toda dentro. Para despues ir acelerando el ritmo hasta que ella se ha hecho otra vez con el mando. Mientras ella decidía como y cuando se la metía, acariciaba su clítoris aumentado así el volumen de sus gemidos. Finalmente, me he corrido dentro, profanando el coñito del nuevo rollo de mi padre.

414958
Masturbación
Jovencitas
Mamadas

Videos relacionados: