Me follo a la niñera que me ha contratado mi mujer

Mi mujer ha salido de viaje y, como sabe que no me gusta quedarme solo, me ha contratado una niñera para que cuide de mi los dos días que va a estará fuera.

Mi mujer ha salido de viaje y, como sabe que no me gusta quedarme solo, me ha contratado una niñera para que cuide de mi los dos días que va a estará fuera. Cuando he llegado del trabajo ella ya estaba esperándome en casa. Era una preciosa asiática con unos pechos enormes y vestida únicamente con tres piezas de lencería y unos taconazos. Que bien me conoce mi mujer y como sabe lo que me gusta.

Nos hemos sentado en el sofá del salón y ella se ha abierto de piernas ante mi, para dejarme ver como se trasparentaban las braguitas que llevaba puestas. Cuando se la he bajado, no me he resistido a besar y lamer sus nalguitas jóvenes y tersas. Mientras hundía mi hocico en ese culito perfecto, ella aprovechaba para liberar sus enormes tetas de ese apretado sujetador. Estaba ya prácticamente desnuda, solo llevaba una medias fucsias y unos taconazos, cuando hábilmente y con una sola mano ha rebuscado entre mis pantalones hasta encontrarse mi polla ya erecta deseosa de darle la bienvenida.

Mientras nos seguíamos besando ella me masturbaba, pero no ha tardado en llevarse mi duro falo a la boca para hacerme una mamada como hacia tiempo que nadie me hacia. Entonces, cuando ella ha soltado de nuevo mi polla para subirse encima para que me la follara, de la ansiedad me he arrancado la ropa. Y cuando su coñito estrecho se ha tragado mi sable me he sentido como si flotara en una nube. Tenia la necesidad de metérsela más y mas hondo, los brincos que ella daba mientras me cabalgaba no eran suficientes y apoyándola contra el respaldo del sofá la he penetrado salvajemente por detrás mientras sus gritos me pedían que le diese más y mas caña.

Cuando el orgasmo ha sido ya inminente, entre los estertores del orgasmo, no podía parar de dar las gracias a mi mujer por irse de viaje y permitirme que le pusiera los cuernos con la niñera que me había contratado, y a la que en esos momentos le estaba llenando la boca con mi corrida calentita.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!