Me follo a la dependienta mientras mi novia se prueba ropa

Me follo a la dependienta de una tienda. que mi novia nos sorprenda hace que me excite más y acabó fallándola duro hasta correrme con sus enormes tetas.

Aquella tarde estaba cansado de cargar con las bolsas de las compras de mi chica. No hay cosa que me provoque más aburrimiento que ir a comprar ropa. Pero en la última tienda a la que fuimos, mato el aburrimiento mientras me follo a la dependienta estando mi novia al otro lado de la cortina del probador.

Cuando mi novia se estaba probado el primer conjunto, no pude evitar que mis ojos acabaran mirando fijamente los enormes pechos de la sensual dependienta. La muy guarra se dio cuenta, y bajándose la blusita, empezó a masajeárselos delante de mi con clara intención de calentarme. Por mi mente pasaron un sinfín de situaciones, pero ninguna tenia que ver con las posibles consecuencias si me follo a la dependienta mientras mi novia se prueba la ropita nueva y nos acaba pillando. Así que cunado mi novia se volvió a meter para dentro, y la dependienta se volvió a bajar la blusa, me lancé a saborear esas tetas grandes, como si me fuera la vida en ello. Sin importarme los demás clientes de la tienda, me desnudé allí mismo dejando mi polla a bien dura a la entera disposición de la boquita de la dependienta. Sus profundas mamadas hacían que se me escaparan gemidos totalmente audibles por mi novia, y ante los que sorpresivamente no mostraba el menor interés. Subiéndola sobre el mostrador, le arranque las braguitas y empecé un mete y saca que nos estaba llevando a la gloria. Mi corazón iba a mil por hora, y sentía la necesidad de hacerla gritar más y más fuerte.

Finalmente, terminé corriéndome en su cara mientras me masturbaba con sus inmensas tetas y, lo mas importante, sin que mi novia se enterase de nada.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!