Me follo a la chacha mientras está quitando el polvo

Me follo a la chacha que me ha reocmendado un amigo. La chica la chupa de maravilla. Me deja que me folle su culito y se traga mi corrida enterita.

Había contratado a Nika como asistenta del hogar por recomendación de un amigo. Me prometió que no me iba arrepentir. Y la verdad que la chica es atenta y eficaz en su trabajo. Además tiene unas piernas larguísimas y un culito de infarto. Esto último ha provocado que el día que viene a casa, yo falté al trabajo con alguna escusa tonta para poder deleitarme mirando como trabaja, y si se pone a tiro me follo a la chacha.

Cuando ha entrado en el estudio, no ha tardado en soltar el plumero por cualquier rincón, y como quien no quiere la cosa, ha empezado a desnudarse. Primero se ha quitado el uniforme y las braguitas, dejándome ver su precioso culito. Yo no podía dejar de acariciarme la polla por encima del pantalón, estaba dura y quería escapar.

En cuanto se ha descuidado, me he levantado y lanzándome hacia ella he hundido bien mi cara en su culito hasta poder saborear su coñito. Lo estaba haciendo con tanta energía que ella no se ha podido mantener en pie y se ha dejado caer sobre el sofá. Mi lengua no daba abasto en atender su clítoris y su boquita, así que he me bajado los pantalones y he dejado que se metiera mi pollón bien duro en la boca.

Ella me ha comido la polla como toda una profesional. Su lengua recorría todo mi falo, se metía el glande hasta la garganta y lamia mis testículos. No lo he resistido más y empujándola de nuevo contra el sofá se la he metido de un golpe y me la he follado duro. Después de probar a metérsela por el culito y de que me la volviera a chupar, me ha estado masturbando hasta que ha recogido toda mi leche con su lengua y se la ha tragado.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!