Me follo a la amiga de mi hermana de nuevo

Me follo a la amiga de mi hermana, otra vez, después de encontrármela desnuda en el sofá de mi casa, en el que había pasado la noche.

Domingo por la mañana, me había levantado con resaca y mi lengua parecía un estropajo dentro de mi boca. Como pude llegué al salón, me senté en el sofá y me puse a ver a tele. No repare en las abanas y en la almohada que había sobre el sofá hasta que Cristina, la amiga de mi hermana, entró en el salón. Debía haber pasado aquí la noche, de nuevo. Y de nuevo, me follo a la amiga de mi hermana.

Recostada en el sofá, puso sus pies sobre mi entrepierna, buscando una reacción por mi parte. La erección mañanera no había desaparecido del todo y la tono. En esos momento aun pude contenerme y dándole una palmada en las piernas le dije que nos podrían pillar.

A ella pareció no importarle y continuo intentándolo. La verdad es que estaba preciosa, me la follaría de buen gusto, pero nos podían pillar. Así que, cogí un rollo de cinta de embalar que había por allí, y le até las piernas.

Que había hecho, así parecía una sirena, y la dureza no tardó en volver a mi polla. En cuestión de segundos estábamos los dos desnudos y ella tenia mi polla en su boca haciéndome una mamada. Cuando me cansé de que me la chupara, la puse a cuatro patas y empecé a follármela. Ella no paraba de gemir, cada vez más alto, iba a despertar a mi hermana y a mis padres. No tuve más remedio que buscar una postura en la que sus gemidos quedasen más amortiguados, hasta que no te que me iba a correr y le llené su boca gritona con mi espesa corrida.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!