Me follan mi hijastro y un amigo sin que lo sepa mi marido

Cuando pensaba que todo esba perdido y que Thomas se iria de la lengua, me follan mi hijastro y un amigo sin que lo sepa mi marido.

La gente dice que tengo una extraña forma de demostrar mi amor por mi marido, al cual tengo que decir que, aunque parezca lo contrario, adoro. Y esta forma no es otra que follando con otros hombres. Esteban es uno de mis amantes habituales, lo tengo en nomina desde hace al menos cinco años. Y siempre esta disponible cuando mi marido esta de viaje de negocios. Pero lo de la otra mañana fue diferente. No se como me fue pero al final me follan mi hijastro y un amigo.

Estaba yo con esteban en el dormitorio, el no paraba de manosear mis enormes pechos mientras me quitaba la ropa. Me estremecida cada vez que me mordía un pezón, y no podía evitar dejar escapar algún gritito. Por lo abultado de su entrepierna debía de estar muy excitado y decidí arrodillarme delante de el y comerme esa enorme polla que ya era como de la familia.

En esas estaba yo, cuando de un empujón estaban saco su polla de mi boca e hizo ademán de cubrirse. Le mire a la cara y su rostro pálido tenia la vista fija en el quicio de la puerta. Al girarme pude ver cual era el origen de aquella cara de terror. Allí estaba, Thomas, el hijo de mi marido. Se pusieron a discutir entre ellos, como si yo no estuviese allí de rodillas, con las tetas al aire y con la polla de uno de ellos en la mano. Cuando temí lo peor, Thomas se acercó a nosotros y bajándose la cremallera de los pantalones dijo, que su padre no tenia porque enterarse de esto. En cuestión de segundos tenia no una, sino dos enormes pollas para mi deleite y fruición. Me estaba volviendo loca aquella guerra de sables, si la cosa se alargaba iba a acabar perdiendo el conocimiento. Fue entonces cuando Thomas, muy activo, decidió que era hora de follarme, dejando mi boquita solo para esteban. Mis gemidos se ahogaban con una polla en mi boca, pero eso no era nada, aun me esperaba una brutal doble penetración, y una doble ración de leche en mi boquita. Así fue como sin habérmelo planteado me follan mi hijastro y un amigo sin que lo sepa mi marido

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!