Masajista asíatica follando entre burbujas

Me follo a una masajista asiática contratada por mis amigos el día de mi despedida de soltero, y claro, sin que lo sepa mi novia. Mi ultimo polvo de soltero

Mis amigos me habían regalado con motivo de mi despedía de soltero una experiencia única en un spa de las afueras de la ciudad. Lo que al principio sonaba como una estrategia de marketing un poco exagerada terminó siendo realidad gracias a la masajista asiática del spa.

Nada mas llegar me pidió que me desnudara y me metiera en la bañera llena de espuma. Como soy poco pudoroso no me corte y le hice caso. Pero me quedé alucinado cunado veo que seguidamente ella se desnuda también y me pide que le haga hueco dentro de la bañera. Sin duda, a mi futura esposa no le iba a gustar este tratamiento. Se sentó detrás mío, y mientras sus pies buscaban mi polla bajo la espuma, se puso a comerme la boca. Empezó a masturbarme con sus pies despacito, y sus manos acariciaban mi pecho.

Después de una ducha fría rápida, salimos al exterior del spa y se puso a frotar su culito contra mi cuerpo. Mi polla terminó de ponerse dura cuando se la metió en la boca. Tumbados sobre un colchoneta, la espuma hizo acto de presencia de nuevo, y la masajista asiática me masturbaba con sus nalgas. Cuando me puso a mil, se volvió a meter mi polla en la boca, dejando su coñito a la altura de la mía. Sabia a jabón. De nuevo, cuando hubo retirado toda la espuma de mi sable, se lo fue metiendo ella sola a golpe de cadera hasta hacerme eyacular sobre su culito. Después de una experiencia tan intensa, me deje caer sobre su espalda acomodando de nuevo mi ya menos dura polla entre sus nalgas. Este había sido, y se lo debía a los cabrones de mis amigos.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!