Lesbianas enfermeras jugando con dildo en horas de trabajo

Una tranquila noche de trabajo se iba a convertir en la oportunidad perfecta para que estas dos enfermeras lesbianas probasen su nuevo dildo.

Una tranquila noche de trabajo se iba a convertir en la oportunidad perfecta para que estas dos enfermeras lesbianas probasen su nuevo dildo.

Astrid y Rebeca son compañeras desde tiempos de la facultad, donde durante las largas horas de estudios desarrollaron una extraña afición a los juguetes sexuales, en especial por los dildos. Cuando decidieron aceptar su condición de lesbianas, descubrieron un nuevo mundo de placer con limites aun por descubrir.

Tocaba turno de noche, en las habitaciones los pacientes hacia rato que dormían, ajenos a las intenciones de este par de lesbianas. Astrid estaba desembalando su última adquisición en la sala de personal, un enorme dildo con le que podrían gozar ella y su amiga a la vez. Cuando se lo enseño a Rebeca, esta se sentó al lado suyo, le desabrocho el uniforme y comenzó a chuparle las tetas. A Astrid las grandes tetas de su amiga le sabían a poco, ella prefería directamente meterle la lengua en el coño. Jugar con el clítoris de su amiga, y hacer que suelte gemidos capaces de ser oídos en cualquier parte del hospital.

Rebeca fue la primera en desenfundar sus juguetes y usar un dildo sencillito para estimular la vagina de su amiga. Aquella con el culo en pompa solo puede someterse al control absoluto de Rebeca. Astrid, vencida y desarmada, responde con un vibrador de látex. Incapaz de saciar a Rebeca, a esta no le queda mas remedio de ayudarse de un dedito. La situación se estaba volviendo aburrida y era hora de que entrase en juego un dildo diseñado especialmente para lesbianas. Con él ensartando las dos vaginas, cada movimiento que hacia una provocaba un profundo placer en la otra. Cuando por fin llegaron al orgasmo, el turno había acabado.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!