La verbena de la rubia

Había conocido a aquella rubia en una verbena del pueblo. Enseguida pude comprobar que iba bastante borracha, pero lo que no noté es que iba muy salida. Me costo poco convencerla de que me llevara a su casa, una vez allí pude degustar su coñito bien rasurado y su culito. Disfruté de una mamada hecha...

Había conocido a aquella rubia en una verbena del pueblo. Enseguida pude comprobar que iba bastante borracha, pero lo que no noté es que iba muy salida. Me costo poco convencerla de que me llevara a su casa, una vez allí pude degustar su coñito bien rasurado y su culito. Disfruté de una mamada hecha por una autentica profesional y pude clavarle mi estoque por delante y por detrás. Sin duda, el próximo año volveré a las fiestas de este pueblo.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!