La familia que aprende a follar unida, permanece unida

Estábamos mi marido y yo en el sofá hojeando viejos álbumes cuando ha llegado nuestra hija muy preocupada porque un chico de su clase le ha dicho que era una estrecha, y que iba a morir virgen si a todos los tíos los trata igual. Sollozando nos ha dicho que ella no es una estrecha...

Estábamos mi marido y yo en el sofá hojeando viejos álbumes cuando ha llegado nuestra hija muy preocupada porque un chico de su clase le ha dicho que era una estrecha, y que iba a morir virgen si a todos los tíos los trata igual. Sollozando nos ha dicho que ella no es una estrecha, que lo que tiene es miedo a no saber hacerlo bien.

Después de consolarla un poco, le he levantado la barbilla y me he puesto a comerle la boca. Cuando nuestros labios se han separado le he dicho que estuviese tranquila, que su padre y yo la íbamos a enseñar. Se ha sentado encima de su padre y mientras yo le chupaba el coñito él no paraba de sobarle las tetas. Después tenia que poner a tono a mi marido para que pudiese follársela bien y me he metido su polla en la boca. Iba a ser una experiencia que nuestra hija no iba a olvidar.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!