Juego, set y dedito

A esta cuarentona su marido millonario le ha construido una pista de tenis en el casoplón en el que viven para que se entretenga mientras es el se va a trabajar. El problema es que a ella no le gusta el tenis, y ha descubierto una nueva utilidad para todo el nuevo equipamiento deportivo. A primera...

A esta cuarentona su marido millonario le ha construido una pista de tenis en el casoplón en el que viven para que se entretenga mientras es el se va a trabajar. El problema es que a ella no le gusta el tenis, y ha descubierto una nueva utilidad para todo el nuevo equipamiento deportivo.

A primera hora y después de desayunar se pone su faldita y su top de tenista, coge la raqueta y un juego de bolas y sale al jardín. Una vez en el campo y tras quedar en evidencia su poca habilidad para el juego, decide que ya esta bien de hacer tonterías y que ahora toca divertirse. Poco a poco se va quitando la ropita quedándose totalmente desnuda. Se sienta sobre la pista y mientras con una mano se acaricia un pezón con la otra va explorando su entrepierna. No tarde en meterse varios dedos por su coñito y empezar a masturbarse con energía. Tras un potente orgasmo entre gemidos, toca una duchita de agua fría que mañana también hay partido.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!