Jovencita disfrutando de una enorme polla negra

Los chorros de lefa caliente salen disparados hasta el fondo de su garganta y escapan por la comisura de sus labios cuando se come aquel impresionante rabo.

Los deseos de Jéssica por fin se han hecho realidad, después de buscar con mucha insistencia, por fin ha encontrado un hombre que sea capaz de llenarle su coñito con un buen trozo de carne.

Y es que no hay nada que la excite más que su chico vaya a buscarla mientras ella esta tendida al sol junto a la piscina, empiece a acariciarle su culito, y habilmente con la mano haga a un lado el tanga dle vikini, y empice a comerle el coñito.

Jessica intenta resistirse a la tentacion, pero antes de buscar cobijo en la intimidad de su hogar no puede evitar llevarse a la boca el enorme pollón negro que tiene su novio. Lo chupa y lo masturba de nuevo junto al agua. Y cuando esta bien duro, pasan al salon de casa, donde una vez a cuatro patas, su novio le tralada su coñito latino.

El dolor inicial deja paso al placer inmenso de sentirse llena, los jadeos de ella le indican a el que puede dar el siguiente paso. Sentado en el sofá, ella sube encima de él, y él habilmente introduce su gran herramienta por el culito apretado de ella, sin lubricación alguna.

De nuevo un grito de dolor desgarra el aire, y hace que él aumente la intensidad de cada embestida. El orgasmo está cerca, y Jessica recibe la esencia de su hombre en la boquita. Los chorros de lefa caliente salen disparados hasta el fondo de su garganta y escapan por la comisura de sus labios mientras se come aquel impresionante rabo.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!