Hermanas calientes se follan a su hermano borracho

Dos hermanas calientes se follan a su hermano pequeño borracho. Pese a los efectos del alcohol, el chico tiene fuerzas de sobra para cepillarse a las dos.

Aquella mañana Sara y yo nos preparábamos para irnos a trabajar. Estábamos dándonos ella un baño y yo una ducha mientras recorríamos con nuestros deditos cada centímetro de nuestro cuerpo. Estábamos en plena sesión de autosatisfacción cuando escuchamos la puerta del piso cerrarse. Debía ser Rubén, desde que su novia lo dejó no hay noche que no salga de fiesta, volviendo bien entrada la mañana. Preocupadas por el estado de nuestro hermanito pequeño, y como buenas hermanas calientes, decidimos retrasar un poco la entrada al trabajo y acudir al dormitorio de Rubén para consolarlo y que de una vez por todas olvidase a la puta de su ex novia.

Allí estaba, aturdido por le sueño y el alcohol, sobre su cama. No tenia ni idea de lo que sus hermanas calientes le iban a hacer, pero sabíamos que no se podría negar. Mientras yo me iba directamente a su boca, que desprendiera un desagradable aroma a resaca mañanera, Sara ya estaba bajándole los calzones y metiéndose su joven pollita en la boca. Cuando conseguimos espabilarlo un poco, lo terminamos de desnudar y nos turnamos para llevarnos su falo a la boca. No tardó mucho es querer tomar la iniciativa, y en cuestión de minutos ya tenia su polla bien metida en mi vagina. Entre Sara y yo, como os podéis imaginar, tampoco hay secretos, y no tenemos problema en montarnos tríos o la fiesta por nuestra cuenta. Así que mientras Rubén me follaba, yo le comía el coñito a Sara.

Si nosotras somos unas hermanas calientes, Rubén es nuestro hermanito salido. Responde a cualquier caricia por nuestra parte, y con su polla tenemos suficiente para las dos. No he podido resistirme a lamer sus huevazos, a la vez que él enculaba a Sara. En ocasiones, no puedo evitar ponerme celosa. Pienso que entre ellos dos hay una conexión especial que ninguno de los dos tiene conmigo.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!