Me gusta masturbarme en la ducha

Me paso todo el día pensado en el momento de llegar a casa y darme una buena ducha calentita. Sentir como el agua acaricia mi clítoris hace que me corra.

Me paso todo el día pensado en el momento de llegar a casa y darme una buena ducha calentita. Cuando abro el grifo, no me espero a que el agua esté a mi gusto y me meto dentro. Cuando siento la cálida caricia del agua caliente en mis pies, poco a poco voy subiendo por mis delgadas piernas hasta mi coñito que ha estas altura muestra apreciables signos de excitación.

Sentir como el chorro acaricia mi clítoris hace que me estremezca y por un momento pierda la noción del tiempo y casi me derrumbe en mi propio cuarto de baño. Es entonces cuando templo los nervios, y resisto la imperiosa necesidad de ponerme a masturbarme como una loca. Continuo subiendo con el mando de la ducha hasta llegar a mis pechos, pequeños y redonditos. Estos si que los acaricio, y me pellizco suavemente los pezones, dejando escapar un leve gemidito que solo yo puedo escuchar en la soledad de mi apartamento.

De regreso a mi coñito recién depilado, voy describiendo círculos con el teléfono de la ducha y con mis deditos acaricio mi sexo por fuera, antes de atreverme a profanarlo metiendo el dedo corazón en su interior. Mi padre una vez me dijo que solo se masturbaban las chicas malas y las frescas, pero el placer que siento al penetrarme a mi misma hace que me de igual lo que los demás piensen de mi.

Cuando me canso de jugar con mi coñito, abriéndome bien de piernas, dirijo mis caricias hacia mi culito, aun bien apretadito y cerrado pero que poco a poco va cediendo al poder del agua caliente. De vuelta a mi coñito, antes de masturbarme con el gel de ducha como lubricante, me sale mi vena exhibicionista y abriéndolo bien me introduce varios dedos alternativamente.

Finalmente, sentada sobre el plato de ducha, llego a un orgasmo tan intenso que ninguna polla ha sido capaz de proporcionarme hasta ahora. ¿Aceptas el reto?

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!