Grabando un vídeo porno mientras follo con mi novia

Susana, mi novia, no puso ningún impedimento y a mi me excitaba aun más pensar que estaba grabando un vídeo porno mientras me la follaba.

El fin de semana no podía empezar mejor. Teníamos la casa de mis padres para nosotros solos, y tenia la cámara de video que me habían regalado para mi cumpleaños. Susana, mi novia, no puso ningún impedimento y a mi me excitaba aun más pensar que estaba grabando un video porno mientras me la follaba.

Nos fuimos desnudando y una vez conectada la cámara ella se abalanzó sobre mi. Mis manos se mostraron casi tan hábiles quitándole la ropa como mi lengua penetrando en su boca. Los dos estábamos calientes y teníamos ganas de disfrutar del otro. Yo me masturbaba a la vez que sobaba sus pequeñas tetitas. Su respiración se agitaba cada vez que mi mano se adentraba en su coñito.

Cuando por fin liberé mi polla, en su cara de viciosa se dibujo una sonrisa. Una sacudida de placer recorrió mi cuerpo cuando mi rosado y brillante capullo se perdió en u boca. No le cabía toda mi polla dentro, y aprovechaba para masturbarme a la vez que me la mamaba. Ella insistía en que la dejara hacer, pero yo también quería disfrutar de su cuerpo. Así que, intercambiando posiciones, ahora era a ella a la que le tocaba yacer boca arriba, mientras yo abriendo sus piernas empezaba a introducir mi pene en su joven coñito depilado.

Estuve un buen rato follándomela duro hasta que, me susurro a oído que quería que le reventase el culo. Tarde un poco en reaccionar, pero enseguida le pedí que se pusiera a cuatro patas, pues quería hacerlo de la forma que ella pareciera lo más sumisa posible. Su culito tragón no dio problemas para albergar mi polla entera. Ella mordía la almohada para no asustar a los vecinos con sus gritos. Cuando el dolor se transformó en placer, se subió encima mío y cabalgándome hizo que me corriera sin tiempo ni siquiera para avisarle.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!