Follándonos a una compañera de trabajo

Llevaba una semana en el nuevo curro cuando una compañera nos invitó a otro colega y a mi a tomar algo en su casa. Acepté pese a que no me atraía la idea de que viniese otro tío, mi compañera estaba muy buena y no iba a desaprovechar una oportunidad como esta. Cuando llegamos, nos...

Llevaba una semana en el nuevo curro cuando una compañera nos invitó a otro colega y a mi a tomar algo en su casa. Acepté pese a que no me atraía la idea de que viniese otro tío, mi compañera estaba muy buena y no iba a desaprovechar una oportunidad como esta. Cuando llegamos, nos recibió ligera de ropa, estaba claro que algo quería y no íbamos a tardar en saberlo. Tras unos minutos de charla, sacó. Un consolador y empezó a masturbarse con el. Entre tanto gemido, pude ver que mi otro compi tenia la misma cara de excitación que debía tener yo, así que decidimos unirnos a la fiesta. Pronto habíamos cambiado la polla de goma por las nuestras y la muy puta no paraba de gemir mientras se metía la polla de uno hasta el fondo de la garganta y el otro la penetraba.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!