Follándome el culo de una conejita latina

Mi fantasía se hizo realidad la tarde que pasé follándome el culo de una conejita latina que gracias a la sección de contactos del periódico.

Hacia tiempo que quería cumplir mi fantasía erótica. Solo necesité echar un vistazo en las paginas de contactos del periódico, visitar mi sex-shop online favorito y en un par de horas estaba follándome el culo de una conejita.

Cuando la chica, una latina de infarto, llegó a mi casa, le di el uniforme que quería que vistiese. Unas mayas ajustadas con un pompón blanco en el culito y unas orejitas de conejo. Casi no pude contenerme en cuando la vi con la ropa que le había dado y tardé menos en desnudarla de lo que había tardado ella en ponérsela.

Tenia unos pechitos redondos casi perfectos, ni muy grandes ni muy pequeños, una piel suave que se erizó al tocarlos. Y unos pezones tamaño galleta María que se endurecieron cuando los pellizqué.

Tenia un culito bien formado y duro, que no me resistí a masajear cuando le terminé de quitar el disfraz y la subí encima de la mesa del salón para lamer su coñito. Sus gemidos me estaban excitando, y mi polla terminó de ponerse dura gracias al trabajo de su lengua.

Ya estaba listo para follármela. Dejé que se confiara mientras se subía encima mío y hacia intención de cabalgarme, pero enseguida empecé a culear haciéndola gemir de nuevo. Su coño chorreaba mientras mi polla entraba y salía. La tenia en el punto de excitación exacto que quería. El suficiente para que me dejase encularla sin quejarse por el grosor de mi polla y me suplicara que se la metiese más honda y más deprisa. Solo dejó de masturbarse en el momento que se disponía a recibir mi corrida en su boquita. Fue el primer polvo de muchos a mi conejita particular.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!