Follándome a un amnésico

Estaba atardeciendo y llamaron a mi puerta. Abrí la puerta un chico algo desorientado me dijo que si le podría dar un vaso de agua, que de pronto se encontraba en la puerta de mi casa y no se acordaba nada. Yo como buena samaritana lo invite a pasar y le explique que lo mejor...

Estaba atardeciendo y llamaron a mi puerta. Abrí la puerta un chico algo desorientado me dijo que si le podría dar un vaso de agua, que de pronto se encontraba en la puerta de mi casa y no se acordaba nada. Yo como buena samaritana lo invite a pasar y le explique que lo mejor para recuperar la memoria era una buen polvo. Lo llevé a la habitación y nos pusimos a la faena. Me quitó la ropa y me chupó el coño y las tetitas. Para después, pasar yo a comerle la polla y follármelo como nunca me había follado a nadie.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!