Follándome a esta jovencita experta en mamadas

Follándome a esta jovencita compruebo una vez más que es única haciendo mamadas. Pese a su edad seguro que se ha comido unos cuantos cipotes.

Cuando llegué, ella ya se había registrado en recepción y me estaba esperando en la habitación de costumbre. Tomé el primer ascensor, recorrí los escasos metros que lo separaban de la puerta de la habitación, y como de costumbre la puerta estaba entornada. Abrí la puerta y ahí estaba, Francesca, la experta en mamadas. Aunque siempre acababa follándome a esta jovencita, era una autentica maestra en el arte de la felación.

Me acerqué a los pies de la cama. Ella vino gateando hasta mi. Mientras notaba el sabor dulce de sus labios, empezó a desnudarme. Cuando me bajo los pantalones, mi polla ya estaba bien dura aguardando a que se la metiera en la boca. La mamaba despacito, recorriendo todo el tronco y ejerciendo con sus labios la presión adecuada. Poco a poco fue acelerando el ritmo. Y cunado creía que había llegado al máximo de excitación, liberó mi polla, se dio la vuelta y puso su culito a mi entera disposición.

Le quité las braguitas y hundí mi cara en su culito mientras le comía el coño. Cuando mi lengua notó que estaba apunto, la puse a cuatro patas sobre la cama y le fui introduciendo poco a poco mi polla. Ella gemía y se retorcía de placer, no podía evitar masturbarse mientras mi polla entraba y salía de su coñito. Pero lo mejor estaba aun por llegar. Cuando volvió a llevarse la polla a la boca, comenzó una mamada brutal, que nada tenia que ver con la que habíamos empezado este polvo. No pude resistirlo durante mucho tiempo, y termine corriéndome en su boquita, mientras ella me miraba con cara de vicio y saboreaba mi corrida.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!