Follando por trabajo

Aquella mañana me habían llamado de la empresa de trabajo temporal, me dijeron que necesitan una chica para trabajar de camarera en una fiesta privada en un chalet de una de las múltiples urbanizaciones de lujo de esta ciudad costera. Ante la perspectiva del fin del verano, y la dificultad de hacer dinero más allá...

Aquella mañana me habían llamado de la empresa de trabajo temporal, me dijeron que necesitan una chica para trabajar de camarera en una fiesta privada en un chalet de una de las múltiples urbanizaciones de lujo de esta ciudad costera. Ante la perspectiva del fin del verano, y la dificultad de hacer dinero más allá de la etapa estival acepté sin pensármelo dos veces.

Cuando me presenté en la dirección que me proporcionó la empresa, encontré todo el jardín como si la fiesta ya hubiese terminado y que hubiese durado días. Cuando por fin encontré al dueño, me dijo que pasara dentro de la casa, allí me explicó que era su último día en la ciudad y que lo que quería después de un mes de ir de fiesta en fiesta era una chica para pegar un buen polvo y relajarse. Le dije que aunque me habían contratado como camarera, por un poco más me ofrecía a cumplir todos sus deseos. Él me dijo que le dinero no era problema y empezó a manosearme el culito.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!