Follando en la cena de empresa con mis coompañeros

Extraños rumores corrian por la empresa de que en todas las cenas organizadas en casa de la jefa los participantes acaban follando.

Desde hace unos meses empecé a trabajar en una pequeña empresa . Tan pequeña que solo somos tres trabajadores. Sara, la jefa; Luis, el informático becario; y yo, el repartidor. Por eso me sorprendió que esta mañana Sara nos anunciase que esta noche nos íbamos de cena de empresa. Y para mayor sorpresa aun, en lugar de ir a un restaurante, iríamos a su casa. Extraños rumores corrian por la empresa de que en todas las cenas organizadas en casa de la jefa los participantes acaban follando.

A la hora anunciada, allí estaba yo, arreglado pero informal. En el sofá ya aguardaba Luis, al que saludé a la vez que tomábamos asiento. Sara, que estaba en el medio, disimuladamente comenzó a acariciarnos echando mano a la entrepierna de cada uno. Luis y yo nos mirábamos sin saber como reaccionar, pero pronto, a los dos se nos pasó lo mismo por la cabeza. Simultáneamente, le sacamos cada uno una teta a Sara y empezamos a chuparle los pezones. En menos que canta un gallo, Sara ya me estaba comiendo la polla, mientras Luis hacia lo propio con el coño de Sara. Cambiamos un par de veces de posición, estando Sara siempre en medio de la cadena, antes de empezar a follárnosla por turnos, sin dejar su boca vacía en ningún momento. Baca que demostró su gran experiencia a la hora de recibir dos corridas simultaneas de las que no se desperdició ni una gota de semen.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!