Follando a docimicilio con una clienta madurita

En ocasiones las clientas piden un servicio más personalizado. Después de repasar todo el catálogo termino follándomelas en el salón de su casa.

Trabajo como comercial a domicilio de una conocida marca de joyería. En ocasiones, como la que os voy a contar, las clientas piden un servicio más personalizado. Y después de repasar todo el catálogo termino follándomelas en el salón de su casa.

Aquella era una nueva clienta. Durante toda la presentación de productos estuvo lanzándome señales para que le entrara., pero las normas son que las señales no valen, son ellas las que se tienen que lanzar. Me había tenido que recolocar ya dos veces la polla dentro del pantalón solo con imaginarme masturbándome con sus enormes pechos o jugando con mi cipote en su boquita de madurita viciosa.

Mientras recogía y me disponía a marcharme, ella dobló el papel en el que me había hecho el pedido y me lo introdujo en la bragueta. Me cogió de la mano y me llevo hasta un sofá cercano. Se arrodillo entre mis piernas, después de bajarme los pantalones se metió mi polla, que estaba a reventar en la boca, haciéndome un mamada mejor de la que había imaginado. Poco a poco se le fue bajando el vestido, dejando a la vista sus enormes melones. Mi polla se puso más dura aun al entrar en contacto con ellos, pero enseguida volvió a introducirse mi enorme trozo de carne el la boca, privándome de que le pegase una buena follada de tetas.

Su coñito maduro estaba chorreante cuando se subió encima mío para cabalgarme. Sus pechos se bamboleaban ante mi cara mientras intentaba lamer sus pezones. Ella gemía como una loca mientras mi polla entraba y salía a un ritmo infernal. Aquella zorra millonaria iba a conseguir que me corriera demasiado pronto. Ella sin embargo, parecía no tener suficiente con mi pollón, pues no dejo de acariciarse en ningún momento, ni siquiera cuando descargué toda mi leche entre sus enormes pechos y su boquita, sellando así finalmente el acuerdo de venta de un nada despreciable lote de joyas.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!