Feliz 2013, agárramela que me crece

Mi novia y yo recibimos el año nuevo follando en una piscina privada en la que hacer realidad nuestras fantasías, con la esperanza de pasar un feliz 2013

Este fin de año, mi novia y yo hemos decidido pasarlo en un paraíso tropical, huyendo del frio y la nieve, donde comenzar un feliz 2013. En el la suite del hotel, tenemos una piscina privada en la que hacer realidad nuestras fantasías mas guarras.

A mi me hace falta poco para calentarme, y mi novia aprovecha cualquier ocasión para llevarse mi polla a la boca. Hemos pedido la cena al servicio de habitación, y mientras esperábamos en la piscina discutíamos si montarnos un trio con la persona que nos sirviera la cena o no. Yo he perdido la concentración y por tanto la discusión cuando me han distraído las enormes tetas de mi novia.

Mi novia, a además de estar un rato buena, se defiende de maravilla con sus manos. Y lo que más me pone es que empiece a masajear mi paquete. Mi polla, al sentir el calor de su mano, empieza a crecer, y es entonces cuando se me acelera el pulso y la respiración. Ha despertado a la bestia y se va a atener a las consecuencias. El morbo de pensar que en cualquier momento un camarero o camarera podría cruzar la puerta de la habitación hacia que nos relajásemos más intentando provocar esa situación. Cuando entra en acción su boquita, yo estoy ya que reviento. Entonces, sobre el borde mismo de la piscina y tras probar el sabor de su coñito me la voy follando muy despacito. Primero de pie dentro de la piscina y ella sentada en el borde. Luego tumbado en el borde de la piscina y ella cabalgando encima. Cuando consigo ponerla a cuatro patas le taladro mi agujero preferido, su culito. Y finalmente, mientras ella me masturba hasta correrme en su mano, recibimos un feliz 2013 brindando con mi leche.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!