Enseñando a follar a mi hermanito

Grabo un video porno para enseñar a mi hermano lo que tiene que hacer para volver loca a su novia. No dudará en masturbarse viéndome follar y eso me excita.

Era viernes por la noche, mis padres habían salido de viaje y a mi me había tocado quedarme en casa estudiando con mi hermano. Después de un par de horas le pregunté si tenia hambre. Me contestó que sí y bajé a la cocina a preparar la cena.

Mientras cenábamos, mi hermano todo apurado y con voz temblorosa, me preguntó que si le podía dar algún consejo para follar con su novia, pues parece que la chica se quejaba últimamente del poco interés que él ponía en hacerle una buena faena. No pude evitar que se me escapara una pequeña sonrisa, a lo que el reaccionó poniéndose rojo como un tomate. Le dije que me dejase unos días para prepararme la lección y que no se iba a arrepentir de haberme pedido ayuda.

A la semana siguiente, nuestro padres volvieron a salir y yo lo preparé todo. Llamé a mi hermano y le dije que viniese al salón. Encendí la tele y le puse un dvd. Era un video que había grabado unos días atrás, en le que salía follando con una amiga. Empezaba comiéndole el coño, a lo que mi hermano me dijo que nunca se lo había hecho a su novia. "Cuanto te queda por aprender y por disfrutar hermanito", le dije.

Cuando en el video cambiamos de posición para que pudiera penetrarla mejor, me gritó, "¡esa es Azucena, nuestra vecina!" Asentí entre risas, y le dije que llevaba un par de meses follándomela, pero que si le quería pedir alguna clase practica a ella estaría encantado de dejársela. Mi hermano no podía apartar la vista del televisor, no se si estaría aprendiendo algo, pero el movimiento que provocaban mis embestidas en las tetas de Azu hacían que en los pantalones de su pijama se notase un bulto extraño. Decidí dejarlo que terminase de disfrutar el video en solitario y pudiese hacerse una paja, si quería, marchándome a estudiar a mi habitación.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!