Engaño a mi novio con su mejor amigo en su casa

Engaño a mi novio por despecho. Voy a su casa a que me folle y termino tirándome a su compañero de piso hasta que nos pilla en plena faena.

Aquella tarde había ido a casa de mi novio a pasar un buen rato con él. Aunque su compañero de piso estaba por la casa, yo estaba caliente y necesitaba que me diese polla. Cuando nos metimos en su habitación y empecé a acariciarlo buscando una reacción por su parte, de muy malas formas me dijo que me estuviera quita. Que estaba cansado de que solo fuese a visitarlo cuando quería que me follase. Cabreada, salí de la habitación y en la salón me crucé con su amigo. Por la mente se me paso cometer una locura, no engaño a mi novio si me tiro a otro porque él no está dispuesto a cubrir mis necesidades.

Sostuve su mirada al pasar junto a él, y en cuestión de segundo estábamos comiéndonos la boca los dos. Me llevo a su habitación y sobre su cama empezamos a desnudarnos. En cuanto su polla asomo por encima de la goma del bóxer me la metí en la boca, y sentí como se iba poniendo dura. Tumbado en la cama como estaba, me puse de pie sobre él mientras me iba terminando de desnudar de la forma más sensual. Él me devoraba con los ojos, y podía notar su desesperación cuando me arrodillé entre sus piernas y me volvía meter ese duro acero en la boca. Su respiración se aceleraba más y más, poco a poco me la fue introduciendo mientras yo apretaba mi cuerpo contra el suyo. Mi coñito chorreaba mientras él se movía muy despacio. Aquel ritmo lento me estaba matando, necesitaba que me diese un poco mas de caña. Me la saqué y volví a chupársela. Luego le dejé que me la metiera otra vez pero ahora yo marcaria el ritmo. Conseguí que me follase más duro hasta que al final, mientas notaba la calidez de su leche sobre mi culito, mi novio no paraba de gritar desde la puerta de la habitación. Para una vez que engaño a mi novio, me acaba pillando

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!