El primer anal de mi sobrina estas vacaciones

El primer anal de mi sobrina solo podía ser conmigo. Juntos perdimos la virginidad, debido a que somos de la misma edad, nuestra familia no lo entenderia.

Mi sobrinita había venido a pasar unos días a casa de sus abuelos. Como nos llevamos poca diferencia en la edad, siempre hemos congeniado. Hasta el punto de que perdió la virginidad conmigo. Este verano se me había metido entre ceja y ceja proporcionarle el primer anal, y la verdad es que voy a tener que buscar el próximo reto, porque este ya lo he conseguido.

Cuando entre en su habitación, estaba ojeando una revista tumbada sobre el la cama. Me acurruque junto a ella y empecé a acariciarle el pelo. Le dije lo preciosa que estaba y lo que le había echado de menos. Ella se quedó mirándome y yo supe que la tenia donde quería. Le di un beso mientras mi mano recorría las curvas de su culito, ensegudia nos pusimos a jugar.

Le di la vuelta, dejándola boca arriba, mientras le iba bajando el vestidito. Le quité las bragas y no me lo pensé dos veces, si quería que me dejase probar su culito la tenia que hacer gritar de placer como a una zorra, así que me puse a comerle el coño.

Se revolvía ansiosa, tratando de desnudarme. Cuando lo consiguió devoró mi polla de una sola vez y me hizo una mamada mientras yo me resistía para no follarle la boca. Había llegado el momento, levantándole una piernecita, le fui introduciendo mi polla, y me puse a embestir como un loco. Cuando noté como mis testículos se endurecía y me empezaban a temblar las piernas, se la saqué de su interior, y me estuve masturbando hasta correrme en la entrada de su culito que ya había dejado de ser virgen.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!