El fontanero nos mete la cobra

Tenia una fuerte atasco en los desagües de la cocina, así que llamé a un fontanero de urgencias. Cuando llegó a casa, lo llevé a la cocina y en seguida se puso manos a la obra. Cuando lo vi tumbado sobre el suelo, empecé a notar un cosquilleo en mi coño, se me cruzo por...

Tenia una fuerte atasco en los desagües de la cocina, así que llamé a un fontanero de urgencias. Cuando llegó a casa, lo llevé a la cocina y en seguida se puso manos a la obra.

Cuando lo vi tumbado sobre el suelo, empecé a notar un cosquilleo en mi coño, se me cruzo por la mente una idea que no podía llevar a cabo porque mi hija estaba en la habitación de al lado. Pero en aquel momento la locura pudo mas que la cordura y después de asegurarme que mi hija no nos escuchaba, me arrodillé y me subí encima del fontanero, estando los dos vestidos. El seguía trabajando en lo suyo mientras se dejaba hacer, así que empecé a desabrocharle el pantalón y a comerle la polla. Entonces fue cuando dejó lo que estaba haciendo y se puso a acariciarme el pelo mientras me decía que era una mala madre, pues no tenia derecho a privar a mi hija de un experiencia que nos iba a marcar a las dos.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!