El color de sus ojos me la pone dura

Nada más ver su foto en el curriculum que me presentó supe que aunque no la contratara me la tenia que follar. Y así fue, cuando la llamé para decirle que no había sido seleccionada le dije que si quería tomar algo. A lo que ella me respondió, tonterías las justas, si lo que quieres...

Nada más ver su foto en el curriculum que me presentó supe que aunque no la contratara me la tenia que follar. Y así fue, cuando la llamé para decirle que no había sido seleccionada le dije que si quería tomar algo. A lo que ella me respondió, tonterías las justas, si lo que quieres es que follemos me lo dices, voy a tu casa echamos un polvo y aquí paz y después gloria. Sorprendido de la reacción le dije balbuceando que vale, que lo que quería era follármela, pero que mejor quedábamos en un hotel porque a mi mujer no le gusta que me lleve a mis amigas a casa.

Nada más llegar se quitó toda la ropa, se quedo solo con un sexi conjunto rojo, pero yo no podía apartar la vista de sus ojos. Empezó a tocarse apoyada en el sofá y se quitó la parte de arriba del conjunto, vaya par de ojos. Puso su culito en pompa y empezó a masturbarse por encima del tanga y fue cuando de repente entre sus piernas pude ver ese par de ojos. Se tumbó en el sofá y se quitó el tanga, empezó a acariciarse el coñito, pero yo solo veía su ojos. Primero se metió el dedo corazón en el coño y luego mientras se lo chupaba se metía otro por el culo, pero a mi lo que me estaba volviéndome loco eran sus ojos.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!