Desvirgando el culito de una asiática con mi pollón

Me faltaba la joya de la colección de videos porno, aquel en el que salgo desvirgando el culito de mi chica. Estaba claro que de ese día no podía pasar.

Estaba revisando unos videos con mi novia de las últimas veces que habíamos follado. Desde que me habían regalado un móvil con cámara HD que no me podía resistir a inmortalizar los ratos de sexo con está espectacular asiática. Pero me faltaba la joya de la colección, aquel en el que salgo desvirgando el culito de mi chica. Estaba claro que de ese día no podía pasar.

Como aparte de gustarnos grabarnos en video cuando follamos, somos un poco exhibicionistas, le pedí que se diera un paseo por el jardín desnuda mientras tomaba algún plano. Cuando entramos dentro de casa, yo ya tenia la polla a reventar, pero ella quería jugar a calentarme un poquito más.

Dejando su culazo al descubierto, me pidió que me pusiera a su alcance para poder meterse mi polla en su boca y hacerme una mamada. Después de estar un rato jugando con mi cipote, se la saqué de la boca, le di un beso, y reservándome su culito para el final, me arrodillé a comerle el coño.

Ella gemía y gemía pidiendo que por favor se lo estrenara ya. Pero yo sabia que primero se lo tenia que dilatar bien, y para ello me iba a ayudar de un dildo y un gel lubricante que había comprado en el sex-shop previamente.

Su culito tragón, engulló el dildo sin que de su boca saliera un solo ruido de disgusto. Lo que me llevó a, después de un par de metidas y sacadas más del dildo, introducirle mi polla, que estaba apunto de reventar ya. No hizo falta más lubricante que el que había dejado el dildo y ocasionalmente la saliva que dejaban sus mamadas, para que me la estuviera follando por el culo un buen rato, hasta correrme en sus entrañas.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!