Comiéndosela como si fuese un helado

Esta mañana han llamado al timbre y cunado he abierto allí estaba mi vecina. Me ha dicho que su marido se acababa de ir a trabajar y que venia a hacerme una mamada. En estado de shock me ha llevado de la mano hasta mi habitación y me ha echado sobre la cama. Me ha...

Esta mañana han llamado al timbre y cunado he abierto allí estaba mi vecina. Me ha dicho que su marido se acababa de ir a trabajar y que venia a hacerme una mamada. En estado de shock me ha llevado de la mano hasta mi habitación y me ha echado sobre la cama. Me ha quitado el pijama y ha empezado a comerme la polla como si de un helado se tratara. Cada vez que la punta de su lengua recorría mi glande un escalofrió recorría todo mi cuerpo. Después se la ha tragado entera y me ha comido los huevos. Me he puesto de pie y le he follado la boca y finalmente me ha hecho correrme pasando suavemente sus dientes por toda la polla.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!