Comiéndome la polla por castigo después de pillarla fumando

Una alumna a la que pillo fumando a escondidas termina comiéndome la polla como castigo y recogiendo asta la ultima gota de mi corrida con la lengua.

Estaba corrigiendo los últimos exámenes en mi despacho cuando de repente me vino olor a humo de tabaco. Me costó encontrar la procedencia, pero al final di con el origen en uno de los baños de profesores. Esta prohibido fumar en todo el centro y no iba a permitir que nadie se saltara la norma. Así que, forcé la puerta del baño, y para mi sorpresa me encontré a una joven alumna fumando. Ella puso toda clase de excusas, pero se iba a pasar un buen rato comiéndome la polla como castigo.

Ella rápidamente lanzó la colilla a la taza del wáter, y antes de que se subiera las bragas la hice poner el culo en pompa para empezar la reprimenda. Se pensaba que todo quedaría en unos pocos azotes en su turgente culo, pero mi mano no tardo en penetrar más allá en busca de su joven coñito. Mientras ella, tambaleándose, se sentaba como podía en el inodoro mi mano aceleraba el ritmo de masturbación.

Después, subiéndola sobre el lavamanos y abriéndole bien de piernas, mi lengua tomó el relevo. No hay nada para luchar contra el estrés de la corrección de exámenes que el sabor de un coñito húmedo. Me saqué como pude la polla y se la fui metiendo despacito.

Luego, ella solita se arrodillo y se metió mi falo en la boca haciéndome una mamada profunda. Podía notar como su garganta se contraía en torno a mi glande. Superadas las arcadas, le dejé que me cabalgara un rato mientras me recuperaba del esfuerzo, para terminar corriéndome en su boquita y que mi leche se mezclara con el humo del tabaco que tanto le gusta.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!