Caí en la trampa de mi suegra

Llevaba tres semanas saliendo con mi novia cunado recibí una llamada suya. Cuando respondí me llevé la gran sorpresa de que la persona que estaba al otro lado de la línea no era mi novia, sino su madre. ME dijo que estaba muy contenta de que estuviese saliendo con su hija y que quería invitarme...

Llevaba tres semanas saliendo con mi novia cunado recibí una llamada suya. Cuando respondí me llevé la gran sorpresa de que la persona que estaba al otro lado de la línea no era mi novia, sino su madre. ME dijo que estaba muy contenta de que estuviese saliendo con su hija y que quería invitarme esa tarde a merendar para conocerme. Le dije que por mi parte no había problema pero que su hija esa tarde trabajaba, y a ella no se le ocurrió otra cosa que decir que por eso, solos tu y yo, así nos conocemos mejor.

A la hora acordada estaba en la puerta de la casa de la madre de mi novia, un chalet en una urbanización adinerada en las afueras de la ciudad. Ella me abrió la puerta y me invitó a pasar y a sentarme en el sofá. Se sentó al lado mío, muy cerca, lo cual me incomodaba, y mientras hablábamos de cosas banales no paraba a de sobarme.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!