Anal a mi amiga en la habitación del hotel por dinero

En todos los años de amistad nunca habiamos sentido atracción física el uno por el otro. Pero una vez surgió la idea nos obsesionamos con tener sexo anal.


Por fin lo había conseguido. Había convencido a una amiga para tener sexo anal, aunque fuese a cambio de dinero. Ella dice no haberlo practicado nunca y a mi me vuelven loco los culitos. Es una amiga de toda la vida. Tiene fama de ligera de cascos y, por lo que se ve, no es la primera vez que folla por dinero.

Para hacerlo lo mas discreto posible, habíamos quedado en un hotel de una ciudad cercana. Ella, tras hacer check-in, subiría a la habitación y me esperaría arriba con la puerta entre abierta. Cuando subí, me encontré mirando por la rendija de la puerta a un botones. Del interior de la habitación salía un ruido de agua corriendo. Y el muy pícaro había pensado que no corría riesgo que lo pillasen si miraba un rato. Le di un capón y salió corriendo. Mientras, yo entraba en la habitación cerrando la puerta tras de mi. Allí estaba ella, dándose un duchita de agua caliente con la que conseguir una buena dilatación anal.

Le pasé una tolla y juntos nos fuimos hacia la cama de matrimonio. Una vez allí, desnudita como estaba, tocaba pactar el último detalle que habíamos dejado sin cerrar, cuanto iba a cobrar. Al final me resultó más caro de lo que esperaba, pero teniendo en cuenta que en ese momento tenia toda la sangre concentrada en mi polla no me importó demasiado. Antes de empezar con la penetración anal, los dos queríamos conocer el género que aportaba el otro. Yo fui el primero en hundir mi lengua en ese culito que parecía un melocotón y que no me resistí a lamer una y otra vez mientras con un dedito la masturbaba a ella.

Luego fue ella la que lubricó bien mi polla con una buena mamada. Para finalmente y una vez desnudos los dos proceder a la tan deseada penetración anal. Pese a que ella lo hacia por dinero, no tardó en dar muestras de satisfacción con cada embestida de mi polla. Muestra de ello fue cuando me recrimino que se la sacara para correrme sobre su culito y no haberlo hecho dentro de el.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!