Adicta al sexo anal follando con su novio imaginario

Soy adicta al sexo anal y no puedo evitar masturbarme mientras un novio imaginario me revienta el culo. Mete su lengua entre mis piernas y me come el coño.

Cuando llego a casa, la ropa me sobra y la respiración se me acelera hasta que me tumbo en el sofá con mi revista favorita a masturbarme mientras espero a mi novio. Soy adicta al sexo anal y mi coño tiene que se estar continuamente ocupado. Poco a poco lo voy acariciando a través de mi braguita. Hasta que se me cuela un dedito bajo la tela y empiezo a masturbarme suavemente de forma rítmica. Me quito el sujetador, y con las tetas al aire sigo masturbándome a la vez que acaricio y chupo mis pezones. Oigo la puerta, mi novio ya está aquí, eso hace que me excite más aun si cabe.

Entra en el salón, la ropa la ha ido soltando por el pasillo. Se sube encima de mi, y antes de darme un besito de bienvenida empieza a comerme las tetas. Él sabe que soy adicta al sexo anal, y que si quiere estar conmigo tiene que cubrir todas mis necesidades. No me importa que necesite algún tipo de ayuda, lo que me importa es que me tiene satisfecha.

Su lengua juega con los lóbulos de mis orejas. Puedo sentir su erección dentro del slip. Está también excitado, pero solo le importa que yo disfrute. Coloca su cabeza entre mis piernas, y mete su lengua donde antes estaban mis dedos. Sus manos acarician torpemente mis pezones. Soy adicta al sexo anal y lo que necesito ya es que me la meta por el culo.

Devoro su polla en cuanto asoma por la goma de su ropa interior. Es grande, y sabe como usarla. La mamada se demora quizá demasiado, noto como su polla se tensa. Me la saco de la boca y dejo que vaya abriendo camino con un pequeño dildo. Soy adicta al sexo anal y necesito masturbarme mientas me encula. No se cuento rato llevamos follando, puede que horas, he perdido la noción del tiempo. Pero cuando mi chico suelta la corrida en mi culo puede estar tranquilo de haber cumplido.

Sitemap | Contacto | © 2011 Pornodosis - Adictos al porno!